snapchat-logo adicto al androide

Snapchat es una aplicación muy popular para compartir de forma privada todo tipo de fotos, vídeos y demás. Una de sus características es que para preservar la privacidad y seguridad son automáticamente eliminadas al cabo de un par de segundos. Hasta aquí todo bien, pero el problema llega cuando aparecen servicios de terceros que en vez de borrarlas, guardan una copia de las imágenes en sus servidores antes de eliminarlas de cara al usuario. 

Esto es un problema muy grave, ya que a pesar de que Snapchat sí es seguro, las apps de terceros compatibles con la red no. Hoy nos llega una noticia bastante grave, ya que se ha anunciado que más de 200.000 cuentas de Snapchat han sido hackeadas y se han filtrado casi 13GB de imágenes, entre las cuales desgraciadamente se encuentran muchas fotos de desnudos de menores de edad. 

Las imágenes filtradas son de los últimos dos años y se han publicado a través de la red 4chan. Últimamente el tema de la privacidad en Internet está muy en boca de todos, no es para menos ya que es una violación de la privacidad enorme.

Te puede interesar:  Sony Xperia Z5, todo lo que se espera del próximo smartphone de Sony

Desde aquí (y esperamos que en todas partes), estamos totalmente en contra de este tipo de hackeos. Pero una cosa avisamos, toda foto que se sube a internet es susceptible de ser observada por todos. Google será el ojo que todo lo ve, pero al menos es un vigilante benigno. No podemos esperar que sea así siempre. Drive, Dropbox, Instagram, Facebook… todos los servicios en la nube tienen sus problemas, pero el debate no está en las grandes empresas que tienen numerosas auditorías para comprobar su seguridad.

El problema está en las apps de terceros aparentemente inocentes pero que gracias a permisos excesivos guardan en su nube la información. Y estas pequeñas apps a pesar de prometen ser seguras, no tienen los mismos recursos que los grandes. Y por tanto son más susceptibles de ser hackeadas, como a pasado ahora.

Te puede interesar:  Comet, El primer smartphone flotante vuelve a Indiegogo

Los usuarios del servicio en la nube de Snapsave han sido quiénes han sufrido este ataque. Snapchat es muy popular entre los jóvenes y estas imágenes bien podrían ser un delito de pederastia. 

Que este caso nos sirva para leer bien los términos de uso (sí, esos que nunca se leen), vigilar los permisos y en general intentar siempre utilizar aquellas apps que nos proporcionan más confianza y seguridad. No solo las que lo prometen, si no las que también la transmiten.

Otro tema es el del Sexting y la práctica habitual de hacerse fotos desnudos y enviarla a nuestra pareja o equivalente. Cada uno es libre de hacer lo que quiera, simplemente hay que ser consciente de en qué medio lo estás haciendo. La privacidad en internet es un tema más que discutido. Por su parte, los responsables de SnapChat han comunicado lo siguiente:

Podemos confirmar que los servidores de Snapchat nunca han sido accedidos, por lo que no somos la fuente de las filtraciones. Los usuarios han sido víctimas del uso de aplicaciones de terceros que envían y reciben los “Snaps”, una practica totalmente prohibida en nuestro acuerdo de Términos y uso, por esta misma razón: la seguridad de nuestros usuarios. Vigilamos constantemente la App Store y la Play Store para que los clientes de terceros ilegales que hayan podido colarse sean eliminados.

¿Utilizás Snapchat? ¿Y Snapsave? ¿Que tendria que hacer Google Play  para evitar este tipo de problemas con las apps de terceros? Un tema conflictivo, una noticia triste y una solución completa.