Motorola Moto G 2014 análisis a fondo

Las razones eran simples, buen rendimiento, pantalla, batería y precio. ¿Qué más se podía pedir? Ahora aparece la nueva generación del Motorola Moto G y lo que todos nos preguntamos es la mismo. ¿Sigue siendo el nuevo Moto G el mejor Android en calidad/precio?

Contenidos de la página

Nuevo Motorola Moto G, misma filosofía

Motorola ha querido conservar incluso el mismo nombre. El diseño nos recuerda claramente a la gama Moto, el precio sigue siendo muy ajustado (179€) y muchas de las especificaciones como el procesador, la resolución o la batería no han cambiado.Y sin embargo, la sensación que nos transmite es muy diferente a la que teníamos con la primera generación, de hecho incluso podríamos anticiparnos a decir que están enfocados a públicos distintos.

Vamos a echar un repaso a cada uno de los apartados. Para seguir este análisis nos hemos fijado en dos terminales que guardan mucha relación con este nuevo Moto G (2ªgen); el modelo anterior y el Nexus 5. Porque podríamos decir que nos recuerda más al segundo que no al Moto G original. Si hay que quedarse con algo; el aumento hasta las cinco pulgadas es sin duda el cambio que condiciona la nueva experiencia de este smartphone. 

Características y especificaciones técnicas

Motorola Moto G (2014)
Pantalla IPS 5″ 1280 x 720 píxeles (294ppi) Gorilla Glass 3
CPU / GPU Qualcomm MSM8226 (Snap 400) a 1,2GHz / Adreno 305
RAM 1GB
Almacenamiento 8GB / 16GB ampliables mediante microSD hasta 32GB
Cámara trasera 8MP, f/2.0, autofocus, flashLED, HDR, panorámica,
vídeo 720p/30fps
Cámara frontal 2MP
Batería 2070mAh, no extraíble
Conectividad DualSIM, 3G (HSDPA hasta 21Mbps 850/900/1900/2100), GPS, GLONASS, Acelerómetro (BOSCH BMC150), giroscopio, sensor proximidad y luz (STK3310), brújula, BT 4.0 LE, microUSB 2.0, Wi-Fi 802.11 b/g/n
Sonido Altavoces estéreo frontales, FM radio
Dimensiones 141.5 x 70.7 x 11 mm / 149 g
Software Android 4.4.4 KitKat, Google Now Launcher, 50GB Drive, Apps dedicadas Moto

Diseño

El nuevo Moto G está construido en plástico, muy similar al original. Con bordes bastante logrados y que en el modelo negro quedan totalmente integrados, no así en el color blanco donde destacan más.

Tenemos dos tipos de acabados. En la parte frontal tenemos el clásico plástico y en la trasera uno mejor conseguido. De hecho nos recuerda un poco al tacto del Nexus 5. La trasera vendrá en color blanco o negro mate y con el símbolo de Motorola justo debajo de la cámara trasera.

camara-moto-g2

Tiene un diseño bastante minimalista (incluso diríamos que nos recuerda al Moto X) y escómodo de coger, seguramente gracias a su ergonomía. La parte trasera es curva con un grosor que va desde los 6mm en la punta hasta los 11mm en el centro. Gracias a esto las cinco pulgadas se vuelven más llevaderas.

Eso sí, no nos engañemos, el nuevo Moto G es grande y pesado y si no estuviera bien diseñado tendríamos un problema. El peso sube de los 143g a los 149g, lo que representa 20g más que el Nexus 5 de casi idéntico tamaño. Y si además quisiéramos añadirle una funda.. es cómodo de llevar, pero mejor no comparar con otros cinco pulgadas ultrafinos.

La tapa trasera es intercambiable y fácil de quitar. Una vez abierto vemos el espacio para la microSD en la parte superior y dos huecos para las microSIM.

Te puede interesar:  Apple Music llegara a Android en octubre

Sonido

Volviendo a la parte frontal, uno de los elementos que más sobresale y capta nuestra atención son los dos altavoces con cancelación de ruido. Son dos barras grisáceas, una arriba y otra abajo. Gracias a estos tenemos una calidad de sonido muy buena para la gama media.

El volumen es decente, incluso alto. En las llamadas no hemos tenido ninguna queja, tanto por nuestra parte como al otro lado. Quizás sí notamos tonos bastante graves.No hay que decir que si ponemos el nuevo Moto G boca abajo el sonido se amortigua casi por completo. El sonido es bueno con auriculares y se incorpora Radio FM, algo que se echa de menos en muchos Android.

moto-apps2

Los botones de volumen se encuentran debajo del botón Home en el lado derecho. Como nota quisquillosa diremos que son algo difíciles de presionar.

Pantalla

Vamos a la pantalla. Verdadero elemento diferenciador respecto a la generación anterior. Tenemos un panel IPS de 5″ con resolución HD. El aumento de pulgadas rebaja la cantidad de píxeles por pulgada pero en ese sentido nadie se pondrá las manos a la cabeza.

Lo que sí notamos es el brillo, demasiado flojo en exteriores. El autobrillo nos sitúa en un nivel algo bajo que en condiciones de mucha luz del sol tiene dificultades. Si atendemos a los números, el nuevo Moto G ofrece 390 nits de brillo cuando el anterior tenía 429nits.

camara-moto-screen

En interiores sí tenemos una buena pantalla, con colores vivos y buena respuesta táctil. Gorilla Glass 3 es algo que ya tenía el modelo anterior pero sigue siendo un aliciente bien recibido.

El hecho de aumentar hasta las cinco pulgadas nos parece un acierto ya que la calidad del panel no se ha visto resentido, otra historia es cómo afecta al rendimiento y cómo se adapta a los gustos de los usuarios.

Rendimiento

El procesador del nuevo Moto G es el mismo Snapdragon 400 que el anterior. Esta vez tampoco hay una capa de personalización que requiera más recursos. Es igual de fluido que el modelo del año pasado y esto son buenas noticias ya que no parece que el aumento a las cinco pulgadas le afecte. 

Las animaciones funcionan bien, la navegación es correcta, el sistema no se ralentiza al abrir muchas aplicaciones y en juegos pesados aprueba con nota. Ejemplos como Asphalt 8 o Modern Combat 5 los maneja con soltura.

Donde se nota es únicamente en el tiempo de carga para abrir las apps, pero una vez encendido no hay diferencia con los gama alta. Las puntuaciones de los distintos benchmarks (17556 en AnTuTu y 8880 en Quadrant), pero para que os hagáis una idea lo sitúan ligeramente por debajo del Nexus 4.

Screenshot_motog1 Screenshot_motog

Autonomía

Hemos estado utilizando el nuevo Moto G durante aproximadamente una semana. Hemos probado varias situaciones, desde un uso intensivo de juegos y vídeos hasta uso moderado a base de redes sociales y navegador. Y en definitiva, la conclusión es que el nuevo Moto G no tiene mejor batería que el Moto G de 2013.

Te puede interesar:  Xender, Aplicación para transferir archivos entre dispositivos de manera fácil

La pantalla influye y haberse quedado en esos 2070mAh con el mismo procesador tenía que verse reflejado en alguna parte. Aún así sigue siendo una muy buena batería, alrededor de 6-7h de uso intenso, en comparación con las 7-8h de antes.

bateria-nuevo-motog-680x404Independientemente, el nuevo Moto G tiene una muy buena batería y es capaz de llegar a final del día con soltura, pero no al día y medio que el Moto G original sí ofrecía.

No es una batería extraíble, pero muchos ya no considerarán eso como un punto negativo. Sí consideramos algo a tener en cuenta la falta de tecnología de carga rápida y la carga inalámbrica Qi, algo que cada vez más smartphones incorporan y que habría sido justo lo que necesitaba este nuevo Moto G para situarse a la misma altura que su antecesor en este apartado.

Software

Android 4.4.4 KitKat de fábrica con actualización asegurada a Android L. Qué menos para un smartphone de 2014. Motorola ha querido seguir las líneas marcadas y no ha insertado una capa propia. Sí tenemos varias aplicaciones propias que ahora detallaremos.

nuevo-moto-g-kitkat

Pero lo primero que uno ve, es la interfaz del Nexus 5. Sí, Google Now Launcher viene instalado de fábrica en el nuevo Moto G y parece que será algo habitual en varios fabricantes. Todo el resto es Android stock.

Sobre el almacenamiento, es algo limitado. Partimos de un modelo de 8GB pero de los cuales únicamente tenemos libres la mitad, ya que más de 4GB están ocupados de fábrica. Afortunadamente este año se ha añadido tarjeta microSD.

5 aplicaciones de Motorola han sido incluidas en el nuevo Moto G:

  • Alerta: Con esta aplicación podremos configurar un mensaje automático a un familiar o cercano en caso de emergencia. Además de personas se definen lugares, el número de emergencia utilizado y repetición del mensaje.
  • Assist: Su objetivo es decirle al Moto G cuando no tiene que molestarte. Ya sea en casa, en el trabajo, conduciendo o por la noche. Seleccionaremos el perfil y las notificaciones que elijamos se silenciarán automáticamente.
  • Ayuda: Sin mucho misterio. Es como una guía de instrucciones del terminal pero en aplicación.
  • Connect: Con esta app desde Motorola pretenden que sincronicemos los distintos dispositivos de su marca, en concreto el Moto 360 y su nueva batería portable PowerPack Micro.
  • Migración: Una utilidad de copia de seguridad y transferir fotos, vídeos, mensajes y demás de un dispositivo a otro. Funciona a la perfección y esperemos que Google tome nota.

moto-apps

¿Ofrecen estas cinco apps algo distinto? Nuestra opinión es que no, ya que se trata de apps básicas que en un futuro ya veremos integradas directamente desde Google. Aún así se agradece que el Moto G incorpore ayuda para solventar los puntos donde Android falla. Motorola aquí sigue siendo conservadora en software (no así en el Moto X) para optimizar el rendimiento del terminal.

Cámara

Por fin llegamos al apartado más importante de este nuevo Moto G. La cámara es donde más se nota el cambio respecto al modelo anterior. Se ha aumentado hasta los 8 megapíxeles, mejorado el sensor y el procesado. En general estamos ante una cámara que realiza excelentes fotografías, rivalizando incluso contra algunos modelos de gama alta.

Te puede interesar:  HTC Desire 526G y el HTC Desire 626G, Información Completa

Podremos utilizar los botones de volumen como disparador. El HDR es magnífico y las opciones de la cámara incluyen desde panorámicas hasta enfoque selectivo. El menú de ajustes de la cámara se accede deslizando en la parte izquierda y es muy minimalista, dejando toda la pantalla para ver la foto (incluso la barra de botones inferior es translúcida). El zoom nos permitirá ampliar hasta cuatro veces.

Las fotos en luz como decimos han mejorado mucho, también sobrevive en situaciones más oscuras, aunque se aprecia algo de ruido en ellas. Como punto negativo diremos que el enfoque tarda unos cuantos segundos en actuar y echamos en falta en la app el photosphere de GoogleCámara y temporizador. 

camara-moto-g

La cámara frontal de 2MP hace su función y de nuevo el hecho de aprovechar toda la pantalla facilita nuestros selfies. El vídeo que tenemos es 720p, de momento nada de FullHD, tampoco tenemos estabilizador de imagen. Pero estas opciones están fuera del rango de precios en el que se mueve el nuevo MotoG.

Motorola ha hecho un grandísimo trabajo en la cámara, uno de los aspectos más criticados de su generación anterior, y sin duda podrá convencer a aquellos potenciales usuarios que dejaron de comprarlo por este aspecto.

Conclusiones

Hemos empezado este análisis preguntándonos si este nuevo Moto G sigue siendo el mejor Android en calidad/precio. Ya se empiezan a ver ofertas por menos, pero por 179€ no tiene casi rival actualmente. Se ha mejorado la cámara enormemente, se mantiene casi al mismo nivel la batería y sigue siendo cómodo y con un rendimiento óptimo. Sin ninguna duda seguiremos recomendando el nuevo Moto G para aquellos que quieran comprar un Android barato.

No tenemos ni NFC ni 4G/LTE. Puede que muchos usuarios todavía no tengan contratado estas velocidades de datos, pero en 2015 se va a convertir en algo muy habitual. No se descarta la llegada de una versión con 4G igual que pasó con el anterior, pero de momento no lo tiene y es una característica que la competencia suele incorporar.

motog02

Más allá de la falta de 4G, que ya lo sabíamos cuando se presentó, hay que centrarse en la pantalla. El salto a las cinco pulgadas no afecta a la calidad, pero sí cambia el posible comprador (se suele asociar pantalla grande con gama alta). El Moto G era considerado el mejor gama media y además compacto, ahora tenemos un 5″ por menos de 200€ capaz de hacernos olvidar a los Nexus como mejor opción.

Un rendimiento y batería a la altura, un tamaño de pantalla más característica de la gama alta y una cámara que también quiere competir contra estos. El nuevo Moto G pierde contra el Nexus 5 en peso, pantalla y fluidez, pero para quiénes no necesiten unas especificaciones tan punteras este dispositivo tiene todo lo que se necesita en Android. Pantalla grande, igual de completo, ligero descenso en la autonomía, con mejor cámara y al mismo precio. ¿Para qué gastarse más dinero en un móvil?

nuevo-moto-g-2014