2014 ha traído muchas novedades para Android, y una de ellas ha sido precisamente su total rediseño, adaptándose a la nueva guía de diseño de Google: Material Design. De hecho, en El Androide Libre ya hemos hablado mucho sobre el tema: desde el concepto de Material Design.

La evolución de Android

Para llegar a comprender todo lo que Material Design trae consigo y por qué se trata de un gran salto en la calidad de la experiencia del usuario, no está nada mal que nos paremos un momento a ver de dónde venimos, para poder hacernos una idea de hacia dónde vamos.

La evolución de la personalización en Android 02

Todo empezó con Android 0.X, hace 6 años, cuando surge esta versión de Android que nunca llegó a ver la luz comercial. No estaba pensada para pantallas táctiles y su aspecto difiere mucho del Android que la mayoría de nosotros pudo apreciar por primera vez.

A partir de ahí, nadie podía imaginarse hasta dónde íbamos a llegar. Android fue evolucionando con los años, y su experiencia de usuario se iba enriqueciendo cada día más y más. Tal es así, que si nos paramos a analizar la última versión antes de Material Design (Android 4.4 KitKat), nos daremos cuenta de que ésta ya no tenía nada que ver con la primera versión de Android.

its-been-quite-a-journey1-680x304

Seis años dan mucho de sí, y mucho más en el sector de los dispositivos móviles, donde la velocidad de cambio es realmente vertiginosa. Pero la cosa no para, y por eso llega Material Design, para volver a reinventar la experiencia de usuario móvil.

La personalización de fabricante también evoluciona

Pero no todo iba a quedarse en que Android como plataforma evolucionase, sino que las famosas capas de software de personalización que cada fabricante añade  a sus dispositivos también ha ido evolucionando, no sólo adaptándose a las nuevas versiones de Android, sino también a sus propias pretensiones.

La evolución de TouchWiz por parte de Samsung

Hablemos en primer lugar del gigante coreano, el cual utiliza su capa de personalización TouchWiz por encima de Android. Esta capa debutó por primera vez en el Samsung Galaxy S en 2010. Toda su evolución la pudimos ver acompañada de los dispositvos Galaxy S que cada año la compañía ponía en el mercado. Tras 5 años de evolución, el Samsung Galaxy S5 llegó este año con el renovado TouchWiz Nature UX 3.0, una capa muy diferente de la que originalmente se marcó., en la cual ya incluso se ven ciertos elementos de Tizen.

Si nos paramos a mirar con un poco de detalle, podremos ver cómo la pantalla de inicio nos permite tener ilimitadas pantallas y cómo estas han cambiado tanto su iconografía, como la apariencia de los propios widgets y las fuentes. Algo similar a lo que ocurre con la pantalla de aplicaciones, donde hemos pasado de una pantalla bastante seria hasta una mucho más cuidada.

Aunque quizá una de las pantallas donde más cambios notemos es en la pestaña de notificaciones, donde el diseño no era para nada minimalista al principio y precisamente en esta última versión dio un cambio considerable con respecto a la evolución que veníamos viendo anteriormente. Justo como ocurre con la cámara, donde si nos fijamos la última versión muestra una cámara mucho más cuidada.

Respecto al teclado, el gran avance vino en el Samsung Galaxy S4, ya que añadían una quinta fila al teclado donde ya teníamos todos los números, algo que realmente es muy útil.

Por último, otra de las pantallas más importantes, como es la de contactos también ha ido cambiando, pero muy poco y quizá ha pecado de ser bastante conservadora. O al menos dista de la pantalla de la experiencia Android pura, la cual está muy bien tratada. A continuación, a la espera de Lollipop para los Galaxy, tenéis una serie de comparativas, donde veremos el Galaxy S a la izquierda, luego el S II , el SIII, el S IV y a la derecha del todo el S5.

HTC y la evolución de Sense

HTC es otro de los fabricantes que decidió meter su propia capa de personalización: Sense. De hecho, esta interfaz es incluso anterior a la de Samsung, ya que su primera aparición fue en 2007 en un móvil con Windows, bajo el nombre de TouchFlo. Luego pasaron a TouchFlo 3D en mayo de 2008 gracias al dispositivo Touch Diamond. Y un año más tarde llegaba el HTC Hero, en junio de 2009, que fue el dispositivo que hizo que Sense  1.0 viera la luz en Android.

Poco a poco esta interfaz iría evolucionando a lo largo de los años, pasando por ejemplo por Sense 3.0 en el HTC Desire S en 2011. Pero es cierto que hasta aquí la evolución no era tan revolucionaria como podría esperarse. Sin embargo, con el HTC One X llegó Sense 4.0, donde se pasó a un diseño mucho más elegante que los anteriores. En esta versión por ejemplo ya sustituiríamos la barra de 3 botones de abajo típica de Sense por una barra de iconos que podíamos personalizar.

Más tarde llegó el HTC One de 2013 de la mano de Sense 5.5, donde la interfaz es mucho más limpia y minimalista, incluyendo muchas funcionalidades como Sense TV, BlinkFeed… Además trajo un rediseño de la galería, así como un visualizador de música con mucho detalle o una mejora en la flexibilidad de las aplicaciones de edición de vídeo.

Por último, en 2014 llegaron hasta Sense 6.0, una pequeña actualización de Sense 5.5, ya que tiene mucho en común, pero mejora la aplicación de la cámara, entre otras pequeñas mejoras. No tenemos información de Sense 7 pero sí del futuro diseño con Lollipop.

La evolución de Sony: Evolution UI

Sony también ha tenido cosas que decir en esta temática, y anunció que estaba trabajando en su interfaz llamada Evolution UI, un lanzador personalizado de Android que nos permitía gestionar el dispositivo gracias a un sistema de recompensas. Es decir, al encender el teléfono por primera vez sólo podríamos acceder a las llamadas, SMS, navegador y cámara. Si quisiéramos abrir por ejemplo la lista de aplicaciones, deberemos abrir y cerrar 5 aplicaciones para desbloquear esta funcionalidad. Puede parecer un poco pesado tener que pasar por estos tutoriales, pero la compañía defiende que así van mostrando todas sus características al usuario final y se le motiva. Y esto es lo que se conoce como gamificación, tan de moda en las compañías estos días.

De hecho, se trata de un proyecto de investigación por parte de Sony que han publicado en GitHub, para que la comunidad pueda jugar con el código. Respecto a lo que es la evolución de la interfaz en sí, Sony no ha destacado por ser revolucionaria en sus actualizaciones. Siempre han tenido una interfaz cuidada y con un toque más “serio”que otros fabricantes. Sin embargo, su revolución ha venido de la mano de la inclusión de la gamificación en el propio sistema operativo. ¿Lo acabarán implantando?

Optimus UI de LG

Estas no son las únicas compañías que tomaron la decisión de insertar una capa de personalización sobre Android. Podemos encontrar otras como LG con su Optimus UI, la cual también se ha actualizado ya para adaptarse lo más posible a la tendencia que Material Design está imponiendo poco a poco.

La evolución de la personalización en Android 01

Material Design no es la única interfaz, pero sí la que marca tendencia

Pero también está la experiencia sin capa de personalización, las cuales podemos ver en la familia Nexus o en otras marcas como Motorola. Aunque incluso en algunas de las anteriores también podemos verlo con los dispositivos Google Edition.

Como vemos, muchas compañías se empeñan en insertar su capa de personalización, lo cual no siempre quiere decir que sea lo más correcto. A lo largo de los años hemos podido ver cómo muchos usuarios se podían quejar del consumo de RAM de algunas capas de personalización, por ejemplo. Sin embargo, otras capas sí están pensadas para añadir valor sobre Android y no para cambiar alguna de sus características.

Pero sí debemos reconocer que la mayoría de usuarios tienden a ensalzar como la mejor opción aquella sin capa de personalización, donde se muestra Android en estado puro. ¿Con cuál te quedas tú? Y no sólo con cuál te quedas, sino que debemos plantearnos si nos gusta cómo están evolucionando las diferentes opciones y las tendencias que se están creando.